Deja un comentario

Chanel usa lo decadente para brillar

Chanel

Cuando hablamos de lujo y moda Chanel es un lenguaje universal, ese siempre ha sido el mensaje de sus shows de pasarela, y la Semana de la Moda de Alta Costura en Paris no fue la excepción.

Todo tenía que ver con brillos, geometría y un toque ultra moderno en cada pieza que desfiló por la pasarela en el show que Karl Lagerfeld describió como una “mezcla entre tradición y el futuro”, frase que iba perfecta con el contraste del teatro viejo y decadente contra las piezas modernas, limpias y delicadas de la colección de Chanel.

Si buscaban piezas coloridas Chanel no era el desfile para ustedes, todo fue colores neutrales y contrastes monocromáticos.

Hombros bien construidos en chaquetas recortadas tipo bolero, con mangas estrechas por encima de la muñeca. La mayoría de los looks incluyeron cinturones negros, gruesos, a la cintura que funcionaban como ancla de las múltiples capas y diferentes piezas del show.

Por supuesto no podían faltar los detalles en plateado y decoraciones metálicas que están de moda, y se vieron en todas las pasarelas de Paris.

Las proporciones lo eran todo en las piezas marcadas por faldas dobles, cinturones gruesos a la cintura y vestidos largos tipo columna en grises, plateados, negros y un gris plomo que dominó la pasarela,  acompañado por detalles metálicos y brillantes que se podían ver en la mayoría de las piezas. La silueta de la colección se alterno entre una figura alargada, tipo columna -súper glamorosa- y piezas cortas, llenas de tul, con un efecto tutu que le daba un toque rebelde a las piezas.

Entre tanta variedad sería muy difícil escoger una sola pieza favorita, nos enamoraron las chaquetas muy bien estructuradas con corte por encima de la muñeca, las faldas brillantes y metálicas con patrones o estampados -que sin duda no pasarán desapercibidas- sobre todo la plateada tipo tutú con lentejuelas que se pudo ver en mitad del desfile.

Anuncios


Deja un comentario

Versace vuelve a su gloria de Alta Costura

Versace

En la semana se la moda de la Alta Costura en Paris, Versace volvió a toda su gloria después de que Donatella Versace pasara años retirada de la alta costura.

La presencia de Naomi Campbell de nuevo en la pasarela, y ese toque de originalidad y sensualidad que la modelo logra darle a todas las piezas que desfila definitivamente marcaron el evento.

La pasarela comenzó con un toque sensual y ese caminar especial de Naomi Campbell que sin duda alguna impulsará a Versace a aparecer en todos los medios esta temporada.

Las piezas fueron especiales y diferentes, formando un conjunto variado pero armónico gracias a los brillos, cadenas y tonos metálicos. El encaje en los bustiers, los cristales y los colores sin duda dejan en evidencia lo que Donatella Versace mencionó como inspiración: La fotografía en blanco y negro de los años 30’s; por supuesto con un toque moderno, chic e innovador que siempre ha caracterizado a la Casa Versace.

Como lo dijeron en su rueda de prensa se trataba de “precisión, perfección y mucho trabajo” cosa que se evidencia en los detalles basados en la anatomía femenina, toda la pedrería que llevaba cada pieza, y los bordados en detalle.

Nos encantó el detalle de que todas las modelos usaran joyas de diamantes diseñadas por el Atelier Versace específicamente para recordar el glamour de Hollywood en los 30’s. Nuestra pieza favorita fue un vestido de noche con un cuello de “ilusión” y un patrón bordado de llamas en negro, azul medianoche y grandes cantidades de tul y lentejuelas.