Deja un comentario

¡A terminar con la celulitis!

¿cuántas veces no hemos emprendido la cruzada de terminar con la celulitis? sabemos que las mujeres detestamos el hecho de que nuestra piel no sea tersa y lisa, y que muchas veces tememos más de lo que amamos las temporadas de bikini.

La lucha contra la celulitis es lenta, pero segura. Sabemos que se puede combatir en prácticamente su totalidad (por lo menos la visible), pero que es un trecho largo para recorrer, sin embargo te invitamos a que sigas nuestras recomendaciones para que estés “a punto” para estas vacaciones.

Primero lo primero: ¿a quién nos estamos enfrentando?

La celulitis es una capa grumosa de grasa que se ubica entre la piel y el músculo, se puede ver como hoyos o bultitos en la piel, y se evidencia si hacemos presión en ella, como si pellizcáramos.

Muchos piensan que las personas flacas no tienen celulitis, lo que es totalmente incorrecto. Las personas flacas pueden ser “poco voluminosas” pero igual tener esta capa de grasa grumosa. Lo primero que debemos entender es que la celulitis no depende del peso, sino de las acumulaciones de grasa. 

¿por qué a mi y a los hombres no?

Los hombres también padecen este problema, sólo que la acumulación de la grasa no es tan notable en la piel como en el caso de las mujeres, sin embargo muchas veces la capa de grasa es igual de notoria que en las mujeres. Depende de la formación de la misma.

Ahora que ya entendemos al enemigo, vamos a darte una serie de pasos para enfrentarlo:

1.-¡Bebe mucha agua!

Así es, el agua es tu aliada número uno en la lucha contra la celulitis. El agua ayuda a oxidar la grasa y de esta manera que la elimines de manera natural. Si eres capaz, recomendamos que reemplaces todas las bebidas por esta, y si no te atreves a reemplazar todas, por lo menos evita a cabalidad las bebidas carbonatadas (con gas: refrescos, malta, sodas, etc) ya que estas proliferan la acumulación de la grasa.

2.-¡Cuida tus comidas!

Es cierto que a veces sólo queremos quitarnos la celulitis y no queremos perder nada de peso, pero se trata simplemente de cuidar la calidad de las comidas. Evita todas las que tengan muchos conservantes, o sean muy refinadas (como el azúcar blanco y la harina de trigo) trata de aprovechar la onda fit para probar los nuevos productos en el mercado y beneficiarte de la moda saludable.

3.-¡Ejercítate!

No te estamos diciendo que te conviertas en una físicoculturista, pero si que te muevas un poco más. Camina por lo menos 30 minutos al día, o simplemente: “evita los ascensores”. Todos estos pequeños cambios te van a ser efectivos para tu lucha contra la celulitis.

4.-¡La ayuda extra nunca estuvo de más!

El último paso es nuestro favorito: acompaña todos tus pasos con un masaje diario (que puedes hacer con un rodillo fino, con un masajeador de celulitis o con tu mano, pero de manera intensa y constante) y para ese masaje, nada mejor que la crema Good-Bye Celullitis de NIVEA. Puedes entrar ya a comprarla en zapacos haciendo clic aquí

 

 

Anuncios


2 comentarios

Correr Descalzos

Vibram

Vibram: http://bit.ly/1b9s48c

 

Por supuesto que correr descalzos es algo que se hace desde el inicio de la humanidad, pero con el paso de los años se han ido desarrollando tecnologías para proteger nuestros pies, cuidar nuestra pisada, controlar la pronación, ayudarnos a cubrir más distancias o a realizar más trabajo muscular en menos tiempo. Pero de un tiempo para acá hay una tendencia a dejar todas estas tecnologías de lado y volver a lo básico.

Hay investigaciones que demuestran que cuando se corre con zapatos deportivos se tiende a pisar con el talón primero, porque el talón de los zapatos tiene un “colchón” que lo eleva. Mientras que quienes corren descalzos pisan primero con la parte media o delantera del pie. La hipótesis es que esta forma de correr es más natural y evita una serie de lesiones porque causa menor impacto en los pies, articulaciones y músculos.

Correr totalmente descalzos es muy difícil, sobretodo en pavimento y tendrá consecuencias en la piel de los pies dañándola y dando problemas como ampollas, levantamiento de la piel, entre otros. La solución son los zapatos minimalistas, aquellos que solo cubren las plantas de tu pie sin ofrecer aspectos extra (como soporte, amortiguación, estabilidad entre otros)

Nuestra recomendación es que quien vaya a probar correr descalzo comienze por distancias cortas para ir acostumbrando el cuerpo a la nueva mecánica, sensación e impacto. Además de ir acostumbrando la piel poco a poco para evitar ampollas y caídas de la misma.

En www.zapacos.com puedes conseguir los Vibram que son perfectos para quienes quieren correr de esta forma; y lo mejor es que te los llevamos directo a casa, porque en Zapacos.com ¡Llegamos a ti!

Encuéntralos aquí: http://bit.ly/1b9s48c